El ser humano fue creado para estar en movimiento, pero el estilo de vida hoy en día invita cada vez más a estar quieto; con una cultura en la que todo se consigue a un clic, ha generado un fenómeno de personas sedentarias y las consecuencias son evidentes. El sedentarismo es la causa de problemas en el soporte óseo y articular, así como de enfermedades cardiovasculares, la obesidad, entre otras, y está relacionado directamente con el estado de animo de las personas. Así que para tener salud física, mental y emocional es fundamental estar en movimiento.

¡OJO! Los resultados se notarán a mediano o largo plazo, por esta razón, los retos están más en la mente que en el cuerpo, cuando inicias un proceso de cambio físico para mejorar tu salud debes trabajar en tu interior, identificar tu mayor motivación y trazar el plan a desarrollar para alcanzar tus objetivos.

Dentro del plan debes contemplar que los objetivos sean reales y alcanzables, no te desbordes a hacer el primer día 2 horas de gimnasio, no por eso vas a bajar de peso o tonificar tu cuerpo y sí puedes afectar tu salud y generar molestias que al final te harán abandonar; empieza poco a poco, haz rutinas donde inicies con una actividad cardiovascular moderada de aproximadamente 20 minutos o camina por media hora.

Busca que la actividad que escojas te guste y se ajuste a tu presupuesto, no debe ser aburrido o costoso, no todas las personas se sienten cómodas en el gimnasio o en una clase de aeróbicos; actualmente, gracias a la tecnología existen muchas alternativas que brindan la facilidad de acceder a diferentes tipos de ejercicio como cardio, fortalecimiento, yoga, pilates, entre otros, sin costo o a un costo muy bajo.

Un aspecto fundamental que debes tener en cuenta para que el deporte sea parte permanente en tu vida es evitar compararte, puedes tener modelos a seguir que te motiven por su constancia o actitud, pero no por su físico, cada constitución es diferente, tú puedes llegar a tener el cuerpo que deseas dentro de tus condiciones de salud y estructura física.

Ten muy presente que más allá de tener un cuerpo muy saludable, la actividad física trae grandes beneficios para la parte mental y emocional ya que ayuda a liberar tensión, aporta confianza, mejora la capacidad cerebral, alivia la ansiedad, mejora la memoria y puede ayudar a mejorar el carácter.

Fuente: http://gymvirtual.com/beneficios-psicologicos-deporte/

No existe fórmula mágica para tener el cuerpo y la salud que deseas, solo aprende a escucharte y conocerte, así podrás identificar la rutina de ejercicios que más te conviene, busca lo más natural y menos invasivo para verte y sentirte bien.