La mejor inversión, tú mismo. Una oportunidad para establecer los parámetros de tus inversiones para crecer.

Es posible que alguien, en algún momento de nuestra vida, nos haya dicho que debemos cuidar nuestras inversiones, ya que pueden llegar a determinar nuestro futuro. Sin embargo, las inversiones tienen diferentes matices, que muchas veces no vemos porque automáticamente, lo relacionamos con dinero = tangibles. Hoy queremos invitarte a conocer uno de esos aspectos, que son distintos en lo que a inversiones se refiere, partiendo del principio, de que una inversión es lo que haces con tu dinero para generar algo más en tu vida. Así que vamos a contarte, sobre las inversiones más importantes que puedes hacer. Esas que te pueden enriquecer y que te pueden llevar a resultados increíbles, nos referimos a las inversiones que haces en ti mismo. Con esto, queremos invitarte a revisar ¿cuáles han sido las inversiones que has hecho en ti durante los 3 últimos años? Algún curso, un nuevo idioma, una nueva habilidad, nuevos amigos, más experiencias. ¿Algo así ha pasado en tu vida últimamente?.

En el mundo de los negocios, nos han dicho que tienes que re-invertir parte de las ganancias en la empresa, ya que es la fuente de esos ingresos y lo debes hacer para mejorar tecnología, optimizar procesos y darle mejoras al negocio, de manera que esto atraiga más y mejores resultados; pues eso mismo sucede contigo, ya que tú eres tu empresa y mucho más, cuando eres independiente y desarrollas un negocio de redes de mercadeo. Así que cuando inviertes en ti, estás invirtiendo en la fuente de ingresos de tu negocio.

En el libro: “los 7 hábitos de la gente altamente efectiva” de Stephen r. Covey, se propone como 1 de esos 7 hábitos es el concepto de afilar la sierra, y afilarla significa tomar la decisión de renovarnos, de aprender cosas distintas, de hacer a un lado lo que no nos aporta y de ir frecuentemente en búsqueda de competencias, que nos lleven a ser mejores y más efectivos en los diferentes roles que desempeñemos en nuestras vidas. Afilar la sierra, significa invertir en ti y que se te note, pues una de las responsabilidades que tienes cuando aprendes algo, es ponerlo en práctica, de lo contrario convertirás automáticamente esa inversión, en un gasto. Ten en cuenta que las inversiones que puedes hacer en ti no son solamente de dinero, también son tiempo, cuidados, gustos e inversión en tu amor propio.

Así que la próxima vez que te inviten a un evento, a un taller o a la charla de alguna persona y puedas ir, participa. Si te envían un video serio, de un tema del que puedas aprender, obsérvalo. Si hay un evento virtual, relacionado con tu negocio, conéctate, y si lo que buscas es que los resultados económicos sean mejores a los que hoy en día tienes, invierte en ti.

La principal inversión de nuestras vidas es invertir en nosotros mismos y por eso en Nikken Latinoamérica encontramos una alternativa de negocio que permite experimentar esos momentos significativos en la vida de cada uno de nuestros clientes y asesores.