Actualmente se escucha a través de los medios de comunicación sobre cómo tener un estilo de vida saludable, se usan ejemplos de celebridades y deportistas que con sus rutinas demuestran exitosos resultados. Encontramos un bombardeo de información, diferentes corrientes o alternativas que marcan comportamientos que pueden ayudar a que el cuerpo esté y se vea saludable. Todo esto se puede resumir en una sola palabra: hábitos; lo que se hace día a día de forma consciente permite que el cuerpo esté saludable o por el contrario permanezca en desequilibrio.

Hay cuatro hábitos indispensables para que el 2018 sea un año más saludable y los propósitos que se plantearon en el fin de año se cumplan.

1.       Alimentación saludable.

Una alimentación saludable no implica solo el consumo de vegetales o frutas, es cuestión de equilibrio y procurar volver a lo natural. Suena muy fácil, pero sabemos que para algunas personas no lo es o puede incluso resultar confuso. Estos son algunos alimentos que sugerimos incluir y otros que es mejor evitar.

2.       Beber agua.

ste es el hábito más conocido y el menos cumplido, para lograr consumir el agua que se necesita se puede empezar poco a poco. Para evitar la tentación de comprar bebidas artificiales carga una botella llena de agua en todo momento, bebe durante el día pocas cantidades de agua. Para quienes no tienen el hábito, ya existen aplicaciones móviles que recuerdan al usuario el consumo de agua todos los días.

 

3.       Más descanso, menos estrés.

Descansar más no significa únicamente dormir en las noches de forma adecuada, a pesar de ser uno de los factores importantes para gozar de una buena salud, sino se refiere a crear espacios donde el cuerpo y la mente puedan relajarse en diferentes momentos del día; hacer pausas activas, ejercicios de relajación cortos durante la jornada, estar en contacto con la naturaleza y desconectarse de la tecnología, son algunos puntos para tener en cuenta para gozar de una vida saludable.

4.       Actividad física diaria.

Todos hablan de la importancia de hacer ejercicio ¿cómo empezar si no se tiene el hábito? Una de las formas más sencilla es iniciar con una caminata de 10 minutos todos los días, es mejor empezar a hacer pequeños cambios a no hacer nada. Luego se puede aumentar la intensidad para obtener mejores resultados. Si el tema es de tiempo y no es posible salir al aire libre, se puede iniciar con videos que sirven de guía para mejorar el estado físico. https://www.youtube.com/watch?v=0op3NXr9QVw

Importante siempre tener en cuenta que para cada cambio se deben encontrar los aliados ideales, de esta manera los objetivos que se han visualizado desde inicio de año se convertirán en realidad. Por esto, es importante asesorarse bien sobre los elementos, entornos y acciones más adecuados para lograr los propósitos saludables.