¿Cuánto tiempo estás en tu casa? ¿Qué calidad de aire se respira en tu hogar? ¿Crees que es aire puro? Realmente no reflexionamos sobre la importancia de esta fuente vital de energía al interior de nuestras casas. Hoy en día existe una problemática medio ambiental sobre la contaminación en las ciudades de Latinoamérica, preocupándonos principalmente por la calidad del aire generada por las industrias o autos, pero en ocasiones el problema más grande es con el aire en interiores.

Según estudios de la OMS sobre el aire puro, de los 4,3 millones de personas que mueren anualmente a consecuencia de la exposición a la contaminación del aire de sus viviendas, la mayoría fallece por accidente cerebro vascular (34%), cardiopatía isquémica (26%) y enfermedad pulmonar obstructiva crónica (22%). La neumonía y el cáncer de pulmón representan el 12% y el 6% de las muertes, respectivamente.

Las mujeres y los niños pequeños, que pasan la mayor parte del tiempo en el hogar son muy vulnerables. Más del 50% de las muertes por neumonía en menores de 5 años están relacionadas con la contaminación del aire del interior de la vivienda.

Estas estadísticas son una muestra de lo que sucede en nuestros hogares, que aparentemente son el lugar donde nos encontramos más seguros. Pero revisando algunos elementos que hoy hacen parte tu hogar, encontramos que están afectando sin darte cuenta tu salud y la de tu familia y contaminando el medio ambiente.

La contaminación del aire dentro de nuestras casas, es causada por elementos tan comunes como:  productos de limpieza, ambientadores, anti-mohos, pinturas, detergentes, plásticos, electrodomésticos, muebles, madera, alfombras, materiales de construcción, aislamientos, ropa y muchas más otras pequeñas cosas que pueden contener tóxicos incluyendo el agua y la comida.

Como puedes ver, cada uno de estos elementos son de uso común en nuestros hogares y eliminarlos por completo puede resultar un poco complejo. Lo que causan realmente es que tengas aire puro en lo que debería ser un oasis de bienestar TU HOGAR. Por esta razón han surgido entidades, empresas y seres humanos que estudian y proveen soluciones para mejorar la calidad de aire; de acuerdo a diferentes estudios, se sugiere que para reducir riesgos para tu salud debido a esta problemática, debes tener en cuenta lo siguiente:

  • Mejor ventilación en viviendas y edificios.
  • Aparatos que limpian el aire, conocidos como purificadores.
  • Sistemas de calefacción no contaminantes.
  • Educación acerca de los alérgenos.
  • Uso de productos naturales y orgánicos para limpieza.

De acuerdo a esto, si quieres proveer aire puro y limpio a tu hogar y proteger a tu familia, entonces la decisión está en tus manos.